viernes, 8 de abril de 2011

Las condiciones tan precarias que Vigue impone a sus obreros, son las mismas que se vienen imponiendo a todos los sectores del proletariado

¡Su lucha es nuestra lucha!
Consciencia, Unidad y Acción: únicas herramientas de nuestra emancipación!
Para el día 23 de marzo del presente año, Vigue, empresa concesionaria del servicio de recolección y disposición de la basura en el Edo de San Luis Potosi, Mexico, había despedido un total de 3 de sus empleados, aunque algunos señalan que han sido 9 los despedidos con motivo de las recientes actividades de descontento y protesta llevada al cabo por dichos trabajadores, quienes con sueldos miserables de hasta 600 pesos semanales, sin prestaciones ni nada, es decir, compartiendo la realidad cada vez mas crecientes del proletariado de SLP, de México y del mundo entero, decidieron exigir justamente mejoras a las condiciones laborales; mejores salarios; prestaciones de ley, cosas que han quedado en el pasado para muchísimos proletarios del campo, la mina, el taller, la fabrica y de todo tipo de servicio público como privado.
Así sucede que, estos valientes proletarios, empujados por la más apremiante necesidad, optaron por irse al paro de labores como herramienta de protesta obrera,  cesando toda actividad, tiempo en el cual, la empresa constata un nivel más elevado de recolección de basura.
Se lanzan al paro, para demostrarles a sus patrones que son ellos, nosotros, la clase obrera, la única generadora de toda actividad productiva y riqueza social y, al mismo tiempo,  constatando sus fuerzas, sus propias capacidades como clase cuando actúa organizadamente.
Bajo esta perspectiva los obreros se cuestionan: ¿y entonces porque es que no tenemos posibilidad de tener siquiera una mejor ración…? ¿Mejores condiciones laborales? Salarios menos miserables? La empresa les evidencia una respuesta concreta, el capital lo único que logra responder es que ello resulta ilógico, es decir, atenta contra la lógica fundamental del capital: el lucro y la ganancia, para cuya extracción esta necesariamente la explotación y ruina de las y los obreros. Es entonces un verdadero reto para los obreros.
Así lo evidencio el hecho mismo que después del paro, los capitalistas de Vigue, en su lógica reduccionista propia de la burguesía, supusieron que estas irrupciones de descontento proletario, fueron el resultado de unos cuantos “alebrestadores” y no,  el producto de las condiciones miserables que la empresa le impone a sus obreros, así sucede que a raíz de dicho paro, la empresa aterrada por la respuesta obrera deciden despedir injustificadamente a dos de sus empleados, es decir, deciden despojarles de sus fuentes de ingresos, sustento de sus familias; mas, el descontento sigue.
Inmediatamente a ello, los capitalistas de Vigue, en una burla infame hacia sus empleados, accede a dar a modo de limosnas, un incremento salarial de ¡3 pesos semanales!”
¡Un verdadero insulto a los obreros!
Estos más decididos que nunca, para menos de un mes deciden tomar los transportes de la empresa, impidiendo que salgan de la misma, mas, sin embargo, lamentablemente, los directivos de la empresa “se enteran” y de esta manera maniobran de tal modo que al acudir los obreros a la base de camiones a llevar a cabo la estrategia, estos habían sido removidos a otro sitio, jugándosela una vez más a los obreros de Vigue.
Ahora, la compañía a tratado de infundir miedo en las filas obreras, con la amenaza de despedir al igual que a sus otros compañeros a los obreros que continúen exigiendo salarios menos miserables y, en general, mejores condiciones laborales
Nosotros evidenciamos este suceso como una expresión de lo que viene sucediendo alrededor del globo terráqueo, en relación a la creciente precarización de las condiciones de vida del proletariado mundial. Tanto en San Luis, como en México, en México como en España, Francia, Italia, Portugal, Grecia, Venezuela, en fin, por todos lados la burguesía y su Estado nos someten a cada vez más precarias y miserables condiciones de trabajo y de vida en general. Es por eso mismo que es necesario, compañeros que vayámonos dando cuenta que por todos lados la burguesía nos está atacando, arruinando, es preciso, hablar, debatir, actuar organizadamente como clase, no como un puñado de hombres y mujeres que únicamente siguen a alguna camarilla de lideresillos, es decir, delegar nuestras necesidades en aparatos que actúan en los hechos como los amigos de nuestros explotadores. Si, comprender que somos una clase, que comparte las mismas necesidades, los mismos intereses que evidentemente son los opuestos al Estado y el Capital.
A los compañeros de Vigue, a los que aun siguen laborando en las mismas condiciones que antes de que iniciara su lucha, les hacemos una invitación, una propuesta, que es una propuesta de otros obreros que viven sus mismas condiciones a que continúen la lucha, a que la extiendan, a que convoquen a otros sectores de la clase obrera, que hagan foros de debate, se reúnan en algún sitio al terminar labores, todos Uds. con motivo de tratar sus propias condiciones que Vigue les impone, que hablen, que decidan colectivamente, desde abajo, sin delegarle la tutela a ninguno y menos aun a algún partido político, por más que este se diga de izquierda o derecha, ya que ellos no pueden sentir las necesidades de los de abajo, ellos son de los de arriba,  ya que ellos integran el aparato político del Gobierno, que por tanto solo puede ser el gobierno de los de arriba. Seamos desconfiados de  estos aparatos del capital. La lucha si realmente se quiere ver avanzada, es preciso que la llevemos en nuestras propias manos, los obreros.
Así que les manifestamos a nuestros hermanos de Vigue que no están solos, que sus necesidades son exactamente las mismas que las nuestras, que sus intereses son los mismos que los nuestros, los de la clase obrera. Entonces, arriba y adelante!,  que se convoque a un primer encuentro, emprendamos las medidas, formuladas desde abajo, para demostrarle a estos hijos del diablo que para nuestras vidas no pueden estar por encima sus intereses mezquinos, huelga! Mítines! Sabotaje! No tenemos absolutamente nada que perder más que nuestra misma condición de esclavos asalariados!
El Capital y su Estado no ofrece mas que miseria, hambre, guerras, explotación.
A forjar el movimiento proletario que de fin a esta sombría dictadura

1 comentario:

  1. Ha sido publicado en:
    http://inter-rev.foroactivo.com/
    A seguir!

    ResponderEliminar